Amador’s Wirsthaus & Greisslerei





Amador’s Wirsthaus & Greisslerei



Causar una impresión que perdure

El laureado chef Juan Amador elige superficies Neolith® para su última inauguración.

Para el chef con dos estrellas Michelin Juan Amador, dedicarse a la gastronomía no era precisamente un sueño infantil. Como él mismo explica, “evolucionó con el tiempo”, maduró como el buen vino hasta que se descubrió su talento y se reconocieron los méritos de su cocina: “empiezas a hacerte famoso y a recibir tus primeras calificaciones”.

Al igual que su pasión por la gastronomía y sus dotes culinarias, la cocina de Amador ha ido tomando forma poco a poco, tras muchos años entre fogones. En sus propias palabras, “Nuestra base siempre ha sido y sigue siendo la cocina clásica francesa. Damos gran valor a garantizar productos de la máxima calidad y usamos un surtido de delicadas salsas para realzar el sabor de nuestros platos.”

El chef alemán también reivindica la influencia de su origen español, siempre buscando sorprender con ingredientes yuxtapuestos que permiten crear combinaciones sorprendentemente complementarias. Resume esta faceta de su estilo con el término catalán ‘Mar i Muntanya’ (que consiste en combinar pescado y carne en el mismo plato).

El deseo por lograr un equilibrio entre lo clásico y lo contemporáneo en formas inéditas y originales traspasa los platos y abarca también el diseño interior de los restaurantes.

Historiador revisionista

A propósito del proyecto, el arquitecto Xinyu Xie ha declarado que: “El brief para la cocina era crear un elemento monolítico en un espacio diáfano. Debía convertirse en el punto central del espacio tanto visual como funcionalmente, e interactuar con la vida diaria familiar, sin ostentaciones.”

En su último proyecto, el restaurante Amador’s Wirsthaus & Greisslerei en Viena (Austria), conseguir el diseño perfecto era crucial. El espacio previsto consistía en una cocina abierta con todo a la vista, lo que significa que las primeras impresiones de los invitados no solo serían del comedor, también de la cuadrilla de cocineros que trabajan para hacer realidad las esmeradas recetas de Juan.

El restaurante se ubica en una bodega de 200 años de antigüedad con techos abovedados y arcos de ladrillo visto, que aluden a la faceta histórica del espacio. A nivel de suelo y fiel a su filosofía, Amador quería incorporar elementos modernos que aportaran un agradable contraste visual a los comensales.

Al optar por una combinación de acero inoxidable y una superficie con efecto hormigón confirió una caprichosa influencia industrial a todo el conjunto.

Resistencia a toda prueba

La elección de un material de superficie atractivo para las encimeras de cocina que ofreciera también las cualidades de rendimiento necesarias requería una cuidadosa reflexión. Como explica Amador: “Lo más importante, sobre todo para este proyecto, es que la superficie fuera apta para la manipulación. Tenía que permanecer totalmente estable pese a los rigores físicos de una cocina profesional y lo suficientemente robusta como para resistir fluctuaciones extremas de temperatura.”

Y continúa: “También tenía que necesitar poco mantenimiento, y ser ultra higiénica y fácil de limpiar. Y, por último, debía tener un aspecto asombroso. Quería algo que pareciera natural pero que aportara un aire moderno.”

Impresionado por la colaboración con Neolith de su colega, el chef Albert Adrià, en su restaurante insignia ENIGMA (Barcelona, España), decidió elegir la Piedra Sinterizada para su proyecto. A Amador le convenció la Piedra Sinterizada por el toque hiperrealista de la piedra tallada de forma natural y la variedad de los distintos patrones. También supo ver las ventajas del material en cuanto a resistencia: “Podemos trabajar con nitrógeno líquido a temperaturas de hasta -190˚C y con fuegos abiertos de hasta 300 ˚C, y la encimera conserva su integridad.”

neolith chef juan amador 12 683x1024
neolith chef juan amador 09 683x1024

Una decisión concreta

Volviendo a la estética, para lograr el look de hormigón deseado, se eligió Neolith Beton Silk para las encimeras y la isla central de la cocina.

Para Amador la importancia de elegir Neolith va mucho más allá del producto en sí: “Es importante contar con una empresa grande, reconocida y experimentada que te ayude. Una empresa así inspira confianza pues es capaz de ayudarte a lograr tu visión, pero también es flexible en caso de que se produzcan cambios en el proyecto original. Además, por mis raíces, era importante desde el punto de vista emocional que Neolith se hubiese fundado y se fabrique en el país de mis antepasados: España.”

Continuará…

Amador está dispuesto a continuar su relación con la marca: “Tenemos un par de restaurantes en fase de planificación, concretamente un hotel en Lisboa que abrirá el año que viene. Sin duda Neolith tendrá un papel protagonista en ese proyecto.”