Hotel Laurichhof

Hotel Laurichhof

Has been completed

Neolith® en un hotel muy colorido y con carácter propio

La brillante singularidad de un hotel de diseño ecléctico en Alemania

A los pies de las hermosas montañas de arenisca del Elba, se encuentra el Design Hotel Laurichhof en la pintoresca localidad de Pirna.

La afamada diseñadora de interiores, Annette Katrin Seidel, su marido, el arquitecto Uwe Seidel, y su hijo Franz Philip, estudiante de arquitectura; han trabajado sin descanso durante los últimos cinco años para llevar a la práctica su idea de un hotel de diseño tremendamente original.
Rebosante de creatividad, pasión y un estilo único, este hotel no se parece a ningún otro del mundo.

Con carácter propio

Las habitaciones se han diseñado para contar su increíble historia, de ahí que cada una tenga un estilo y carácter propios. La atención al detalle a la hora de crear estas habitaciones se extiende también a la ropa de cama utilizada, por lo que no hay dos estancias iguales.

En un espacio tan único, sofisticado y urbano, no es ninguna sorpresa que se utilizaran grandes cantidades de algunas de las mejores y más especiales superficies de Neolith® para generar el impresionante impacto visual que buscaba el proyecto.

Neolith Hotel Laurichhof 05

Los Seidel escogieron los materiales por lo fácil que resulta trabajar con ellos, su ultrarresistencia y su producción sostenible. Además, la amplia gama de colores, modelos y acabados de Neolith® les ofrecía una versatilidad fundamental para llevar a cabo las especificaciones del proyecto.

Nada más cruzar el umbral de la puerta, queda patente la naturaleza ecléctica del hotel. A medida que nos aventuramos en su interior, descubrimos sus 27 habitaciones, un verdadero deleite para la vista y los sentidos.

Los huéspedes además, pueden adquirir todos los muebles y elementos que contienen sus habitaciones para replicar en su propia casa el mismo diseño, algo que hace único a este hotel.

Como en casa

La primera habitación, la Suite “Blueberry”, tiene los suelos del baño revestidos en Neolith® Nero Marquina. Este modelo monocromático y marmóreo crea un acogedor conjunto decorativo y complementa a la perfección el intenso morado de las encimeras y las estanterías.

Neolith Hotel Laurichhof 00

Verde que te quiero verde

Neolith® también se utilizó en la Suite “Evergrins”, inspirada en la belleza del mundo natural. Unos intensos toques de verde luminoso acaparan la atención del diseño de este espacio único.

Para los suelos del baño, se seleccionó Beton de Neolith®, al igual que para la superficie de las encimeras flotantes. Este baño neutro y, al mismo tiempo, elegante proporciona un contraste perfecto frente a los vibrantes colores que predominan en el resto de la habitación.

Neolith Hotel Laurichhof 02

Mientras que en el núcleo central de la suite, se ha utilizado Beton en los suelos para crear un sutil y discreto espacio que complementa las pinceladas de verde eléctrico que predominan en la estancia.

Vuelta a la naturaleza

La tercera habitación donde se ha utilizado Neolith® es la conocida como Suite “Mogli”. La característica temática tropical de estas habitaciones está inspirada en el clásico de Rudyard Kipling, El libro de la selva.

Neolith Hotel Laurichhof 06

Con un tono más apagado y térreo que muchas de las otras suites, huye de lo ostentoso para evocar la densidad de la selva. En los suelos de la zona de cocina, así como en los suelos y paredes del baño, se ha utilizado el modelo La Bohème, confiriéndole un aspecto fresco que evoca la madera.

Lo que realmente me convenció para utilizar Neolith es lo realista que es su decoración, idéntica al material al que hace referencia.

Franz Philip Seidel

Laurichhof hace todo lo posible por ofrecer a los visitantes mucho más que una experiencia en un hotel de lujo. Los diseños únicos de las habitaciones aspiran a ampliar horizontes y demostrar que el único límite en el diseño de interiores es la imaginación.